domingo, 10 de junio de 2007

"Objetivitis satisfetus"


Esta noche ha vuelto la Liga tras el parón "internacional". Lo ha hecho con emoción; con partidos vibrantes; con desilusión en algunos casos; hasta con alegría desmedida si me apuráis. Pero, por desgracia, en todos los "barrios" no ha brillado igual el sol. En unos han "sentido", mientras en otros se ha perdido ya lo poco que quedaba, si es que aún quedaba algo.

Permitirme seguir al hilo de lo que recientemente he apuntado. Aunque antes de nada he de señalar que, en lo que sigue, intentaré prescindir de milongas pasajeras y cabreos puntuales. Venimos de una semana complicada futbolística en cuanto a horarios. Pocos entrenamientos, muchos partidos de selección. Pero bueno, la rutina volvió y con ello lo hicieron las dudas y amarguras que dejó la última jornada de Liga a equipos como el Valencia. Una derrota dolorosa, un nefasto recuerdo de color amarillo y una afición bien atenta, hacían que las buenas palabras y la esperanza fueran lo mínimo que se podía esperar de los protagonistas blanquinegros en vistas al derbi de la ciudad del Turia. Pero como ha demostrado la cruda realidad vestida de goles, de poco sirvió todo lo dicho.

No considero relevante ni importante apuntar detalles futbolísticos sobre el partido que hoy han librado Levante y Valencia. No lo haré porque creo que primero, si no se ha hecho ya, en las próximas horas se hablará del mismo ampliamente; y segundo, soy tajantemente poco partidario de dar excusas, por mínimas que están fuesen y aunque vistan de negro, blanco amarillo o toquen un silbato. Si que soy, por contra, de los que piensan que el Valencia está "enfermo", "débil". No quiero con esto faltar al respeto ni a la institución, ni al estadio ni a la afición , Dios me libre de ello. Sólo intento exponer el planteamiento que lleva rondándome tiempo por la cabeza y que , pese a no ser médico, creo que coincide con todos los síntomas de una alteración emocional grave: el Valencia está "enfermo" de ilusión. Como ya les pasara a otros equipos antaño, dígase Madrid, Barcelona o Arsenal, por citar algunos ejemplos, el equipo che ha ido quemando las fases de tan extraña anomalía hasta llegar a la noche de hoy, en la que se ha escenificado la necesidad urgente de una cura a fin de una buena recuperación. Lo más preocupante es que estos síntomas han pasado a la grada, con lo que ha dejado de sorprender que Cañizares no salga de debajo de los palos, para hacerlo que la afición no quiera ver a su equipo ni por televisión; que no extrañe que Albelda deambule por un terreno de juego, para que nos sorprenda ahora la ira de un sector de la grada ante la pasividad del médico jefe, Quique Sánchez Flores. Y así podría seguir con una infinidad de ejemplos nunca malintencionados.

Repito que no quiero ni pretendo ser ventajista con este análisis. Al igual que considero que algunos jugadores no han estado a la altura por diversos motivos, pienso que la falta de ambición generalizada mostrada durante estas dos últimas temporadas, unido a la cantidad de recursos verbales empleados para justificar-injustificables actuaciones y hechos, están quemando a una afición siempre entregada por un club ahora "enfermo". Se apuntó el comienzo de una nueva época en la que se dejaba atrás las más brillante de la historia del club. No sería fácil el camino, se sabía, pero numerosos sinsabores sufridos durante dos temporadas posteriores parecían acercar más a la meta. Juventud y veteranía, ¡qué gran mezcla!, decían algunos. Juventud y anarquía, mal combinado, apuntan ahora otros. El fútbol y sus aficionados viven del presente y de la esperanza en un brillante futuro. Ahora mismo, esta frase no existe ni se vislumbra en el Valencia. Solo se me ocurre pensar que, a estas alturas, lejos de teorías sobre objetivos, cada uno sabrá lo que ha "ayudado" para que el club esté en este punto: cada vez más hundido y sin rumbo fijo.

P.D. Triste despedida de uno de los grandes. Ojalá no sea este el definitivo punto final y el Valencia sepa homenajear como se merece a uno de los más grandes. De todas formas y hasta que ese momento llegue, ¡mil gracias Ayala por todos estos años!


Foto: mas.lne.es

4 comentarios:

Kike Solá 41 dijo...

Albelda majo,que profesional has sido,sobretodo en el gol de Courtois...
PD: Por fin algo de fútbol que no es el asqueroso(por no decir otra cosa) R. Madrid que celebra la liga como si la hubiera ganado.
Por un momento,imáginate que la semana que viene no se proclama campeón...
¡Me rapo el pelo!

alvaro dijo...

la semana que viene TODOS SOMOS EL MALLORCA!!!!

alvaro dijo...

cerrado por cansancio o vagancia? actualiza mamón!!!!

Crespinho7 dijo...

Ni vagancia, ni cansancio, EXÁMENES. Pronto podré volver a escribir algunas cosillas, cuando tenga tiempo de informarme y pensar con claridad; pero no te ansies amigo, que no todos estamos de vacaciones pajarito!!!