lunes, 10 de diciembre de 2007

"El detalle": Djalminha según Xentinho


En un día en el que podríamos hablar de la resaca del partido del Valencia ante Osasuna (mis disculpas por no haber actualizado el blog este pasado puente) o del compromiso que mañana los de Koeman tienen ante el Chelsea en la Liga de Campeones, hoy se reabre esta sección para recibir a un gran amigo y amante del buen fútbol. Su nombre es Xente, pamplonica de nacimiento y deportivista de corazón, en el día de ayer fue el cumpleaños de su ídolo, el polifacético jugador brasileño Djalminha, y por ello ha tenido la gentileza de dedicarle unas palabras en este blog llenas del salero y desparpajo que le caracterizan. Dice así...

"Djalma Feitosa Dias, Djalminha, empezó en 1984 con 14 años en la cantera del Vasco y debutó con el Flamengo gracias a Tele Santana en 1990, donde le apodaron el "heredero de Zico" por su creatividad y talento innato creando jugadas impensables. Allí se alzó con un Campeonato de Brasil para más tarde jugar en el Guaraní y recalar finalmente en el Palmeiras en 1995, tras un breve paso por el Shimizu japonés. En ese mágico equipo, coincidió con jugadorazos de la talla de Cafú, Júnior, Flavio Conçeiçao, Rivaldo, Müller y Luizao, lo que unido a su magia le llevó a conquistar el Balón de Oro brasileño en 1996.

Sus regates y habilidad le llevaron a firmar por el Depor al año siguiente junto a Flavio y Luizao, con el objetivo de hacer olvidar la sonada marcha de Rivaldo al Barcelona. Nunca se sabrá que hubiera pasado con ese depor "bi-crack" si ambos astros brasileños hubieran coincidido en el mismo equipo pero aún así, como dijo el general Julio César,"veni,vidi,vici": Djalminha vino,vió y venció. En 6 años lo consiguió todo: 2 Supercopas; la Liga en el 2000 jugando 31 partidos y marcando 10 goles y su éxtito más sonado, el centenariazo del 2002 al ganarle la la Copa del Rey al Real Madrid en el Bernabéu, éxito que hizo que el Depor se conociera en medio mundo.

Después de esto se marchó a jugar al Austria de Viena, donde consiguió la liga austríaca. Volvió al Depor al año siguiente y aún disputó varios partidos para finalmente jugar en el América de México donde se retiró por las lesiones a los 34 años.

¿Pero por qué un jugador como él nunca fue considerado como uno de los mejores en aquellas épocas que nos hacía vibrar con su fútbol? Djalminha quizás tuvo sus momentos "malos" en aquel cabezazo al entrenador del Depor Javier Irureta del que personas como Sandro Rossell apuntaron como la causa de que Scolari, seleccionador de la canarinha en esos momentos, lo tachara de la lista para ir a un Mundial; o en otra ocasión en la que “calzó” una colleja a Mostovoi en el derby ante el Celta.

Pero estas pequeñeces no pueden hacer olvidar los regates escandalosos que realizó sobre la cancha, como aquel sombrero que realizó a 7 jugadores del Real Madrid y que maravilló a toda una generación; o aquel golazo ante el celta en el que regaló un pase largo de Diego Tristán, que amortiguó el balón con un taconazo para que después el brasileño, una vez driblado el defensa, resolviera poniendo el esférico en la escuadra derecha de Pinto. El portero del Celta no pudo hacer nada, pero es que habría sido una grosería parar ese balón, porque el fútbol se mantiene en la memoria de los aficionados por jugadas como esa. También son inolvidables esos penaltis a lo panenka ante el Real Madrid o ante el Milán en San Siro jugándose el Depor la Champions; o el gol de cabeza ante la Juve tras una contra perfecta; las faltas magistrales que lanzaba con esa zurda endiablada, o, sino, aquella elástica contra el Sevilla andando junto a una serie de recortes con los que dejó en el suelo a especialistas como Edgar David´s. Una vez más , la bella ganó a la bestia.

Así fue el Djalminha futbolista, un tipo al que no le gustaba entrenar y sí jugar. Un tío que no le importaba lo que la prensa dijera de él, sino divertir al anfiteatro y que el público pensara:"que fútbol más entretenido. Este era Djalminha, mi ídolo...Esa persona a la que todos admiramos de pequeño y queremos ser como ella. Éste es un homenaje por sus 37 años cumplidos y por los 16 que nos hizo disfrutar con su fútbol mágico. Un tributo a un señor que hizo grande al Depor y sobretodo al fútbol con el 8 a su espalda. ¡¡DJALMINHA BERDEI!!"

2 comentarios:

Andres Vásquez,alias "Xentinho" dijo...

Gracias por hacer que la gente recuerde el fútbol de Djalma....


Recuerden que llevo el 5 en sus inicios,el 8 en su esplendor y el 16 tras su vuelta de Austria.

Aunque a mi me enamoró llevando el 8 y la gente tiene que saber que soy deportivista de corazón y osasunista de sangre y no sólo deportivista...

Goran VlaoviColl dijo...

Lo que la gente tiene que saber es que estás muy mal Xente, jajajajaja. No en serio, como diria (no solo) Burns: excelente. Excelente el homenaje a un grande del fútbol con el que tu has hecho muchas guarrerías. Se lo merece, iugal el podría salvar ahora al Depor que está de capa caída, no: lo siguiente!!!!, XD.

Te felicito Calamotxente.