miércoles, 19 de diciembre de 2007

Tiempos de cambio


Han pasado ya varias horas desde que Ronald Koeman anunciara que el Valencia dejaba la puerta abierta a tres de sus jugadores más importantes estos últimos años: Cañizares, Albelda y Angulo. Mucho se ha comentado desde entonces y opiniones han habido para todos los gustos. Esta es, por el momento y por sus protagonistas, una de las noticias más controvertidas en la historia reciente del valencianismo y, a buen seguro, seguirá generando debate mientras no se confirme la marcha de estos tres emblemas del Club de Mestalla.

A primera vista, el método empleado por el Valencia C.F. para dar salida a estos futbolistas se ha alejado de lo que se podría considerar adecuado en una situación como la actual. Sí que parecía claro que la situación crítica que estaba atravesando el equipo necesitaba de algún golpe de efecto añadido, por lo que la enigmática situación del vestuario ha podido ser la principal causa de tan impactantes medidas. Aunque es cierto que éso solo lo saben los protagonistas y nadie más que ellos. Al igual que se hace cuando se habla de fichajes, la información en estos casos es filtrada a cuentagotas y muchas veces el debate se lleva a cabo según la simpatía que se tenga por cada uno de los interesados. En este sentido, es muy probable que se olvide que los malos modos que se le achacan y achacarán al Valencia en esta situación, son muy similares a los que algunos de los protagonistas utilizaron en años anteriores para renovar y mejorar sus contratos cuando el equipo se lo jugaba todo o estaba en una situación delicada. En ese momento ya fuimos el hazmerreír. Y tampoco debemos olvidar o, mejor dicho, debemos recordar las lamentables actuaciones de algunos profesionales en cuestión de imagen, que han llevado al Valencia a no poder renovar el patrocinio que tiene hasta el final de la temporada con una importante marca automovilística. O los casos en los que se han antepuesto intereses personales a los de la Entidad a la hora de atender a ciertos medios periodísticos que son, ni más ni menos, la fuente de información de la afición valencianista. Comentados estos precedentes y obviados otros que no cabe aquí citar, no debe sorprender a nadie, ni mucho menos a los que han participado en esas situaciones, que el Valencia, en algunas ocasiones, haya parecido o parezca más un sainete que un club de fútbol.

Ni de todo lo anterior, ni de la crisis deportiva actual son, quizá, únicos responsables los protagonistas de esta rocambolesca historia. Más bien, por lo que parece, son los primeros en pagar los platos rotos de una situación interna que probablemente vaya mucho más allá de lo que se está comentando. Las injusticias, aunque se dan, no suelen ser habituales en el fútbol a tan alto nivel y menos si nos referimos a de jugadores emblemáticos con los que un club se juega gran parte de su patrimonio económico y social. Y sí, es posible que los ahora "señalados" tengan y hayan demostrado un gran amor y dedicación por el Valencia. Pero como se está comentando muy acertadamente, su vida deportiva aún no ha acabado, ni mucho menos su etapa e historia en el Valencia. Aunque de forma distinta, aún van a tener algo de tiempo y muchas situaciones para demostrar que el apego que sienten por el Club donde han han hecho historia es, como mínimo, el mismo que tenemos todos los valencianistas que les hemos venido animando y siguiendo todos estos años. Por el momento, el mensaje está en el aire. Esperemos que sirva de algo...



3 comentarios:

Djalminha dijo...

Real union 1-Valencia 0.Minuto 60

Djalminnha dijo...

Aiva mandando el mensaje gol de Zigic minuto 61 jajajajajajaj vuelve a marcar el valencia,adios a la crisis!!!


PD: Ya lo dije el día del 0-5 del Madrid q no estaba aun Kouman pero ya estaba fichado: "Kuman vete ya"

Goran VlaoviColl dijo...

Que huevos que tiene Koeman!!! Si señor con un par!!! Ala, formas no serán pero razones y motivos le sobran.
Amunt ahora y sempre!!
PD. Y me vuelvo a acostar, es toda mi aportación.