domingo, 22 de abril de 2007

"Alocado" plan de ruta


Sábado 21 de abril de 2007, Madrid, estadio Santiago Bernabéu. 22.00 horas. Sentimientos: ilusión y confianza en la afición valencianista, ya que no todo está aún perdido en Liga.

Así se presentaba ayer un partido de suma importancia para ambos contendientes en la búsqueda de la primera plaza liguera. El Valencia, con un equipo bajo mínimos, comenzó plantando cara a un Madrid más entero y confiado en la victoria. Discurrió el lance por derroteros de sosería y algunos aficionados (entre los que yo me incluyo) llegaron a girar la vista más allá del televisor en diversas jugadas de la primera parte, como augurando que el partido iba a definirse por pequeños detalles. No iban desencaminados. Fue en el minuto 17 cuando el Madrid trenzó una jugada de gran mérito ante la "presión con la mirada" de los jugadores valencianistas. Rodó el balón desde la defensa al mediocampo y de aquí al improvisado lateral izquierdo madridista Torres; éste consiguió centrar al segundo palo donde esperaba un Van Nistelrooy que hizo hono a su fama de matador dentro del área, voleando el balón de forma magistral y de paso haciendo inútil la estirada de Cañizares. Gran jugada con llegada del lateral y centro que acostumbra a hacer el Barça y que se ha convertido en una de las mejores de la presente Liga. De aquí al final de la primera parte poco más que añadir, si no fuera porque el colegiado decidió perdonar a Gago una expulsión que hubiera caldeado un poco más los ánimos en el feudo madridista y, a la vez , hubiera cambiado la cara al partido.

El segundo tiempo empezó más animado y el Valencia pareció echar el resto desde el principio. Por ahí surgió la gran jugada de Joaquín, que dejó atrás al lateral Torres para continuar con un pase de la muerte desde la banda derecha, que Morientes supo definir como gran 9 que es. El Madrid en esos momentos pareció sentirse incómodo, asustado, circunstancia que aprovecharon los blanquinegros para llevar un poco de peligro a la portería de Casillas. Sin embargo, la empanada volvió a aparecer. Joaquín, uno de los más destacados hasta ese momento, se retiró por problemas físicos y los valencianistas comenzaron a jugar a remolque, como ya lo hicieran en el inicio del partido contra el Sevilla o en los momentos cruciales de la fatídica eliminatoria contra el Chelsea. Ese bajón fue un caramelo para los madridistas, que supieron aprovechar la circunstancia para cerrar el partido con un testarazo "a quemarropa" de Sergio Ramos a un saque de falta del especialista inglés, David Beckham. Sólo un achuchón final de los de Quique puso el miedo en el cuerpo a más de uno, porque el resultado ya no se movió.

Domingo 22 de abril de 2007, Madrid, estadio Santiago Bernabéu, 00.01 horas. Sentimientos: Derrota que podía entrar en los planes a principio de temporada pero no por ello menos "amarga".

Planes destrozados por derrotas dolorosas (ahí se ganan las ligas) y un número de jugadores justos y al límite de sus posibilidades físicas. Así está la actualidad del Valencia. Ahora es el Madrid el que "xano, xano" está metido de lleno en la lucha por la Liga (quién se lo diría a algunos hace dos meses) y el Valencia el que tendrá que sufrir para ganarse un puesto que le permita volver a participar, el próximo año, en la máxima competición continental. Es una pena que en algunos momentos de la temporada el equipo no haya recordado lo complicada que puede llegar a ser una eliminatoria previa, en su momento y a lo largo de la temporada, por el desgaste que exige la misma (es el sindrome "olvido-post-victoria). Aunque si es por merecimientos y lucha, a buen seguro estaremos dando que hablar, otra vez, en Europa el año que viene.

P.D. En la semana de los goles, apunten uno: el de Zampagna, jugador del Atalanta de Cristian Vieri, esta tarde en el partido contra la Roma. Un regalo para la vista y un golazo de bandera. Y Alvarito, disculpa otra vez por mi puntual falta de memoria. ¡Te debo una!


Foto: www.valenciacf.es

3 comentarios:

alvaro dijo...

No debes nada. Fuuu tio que quemazo pocas ganas de hablar de fútbol... no había banquillo y perdonaron la expulsión a Gangoso pero no es escusa tuvimos que ganarles y punto. Me da igual que Joaquin se lesionara, que Villa no estuviera bien y que tengamos medio equipo en enfermería... a ese Madrid se lo come hasta el Isla Cristina.

Ante esto, lo mejor es apagar las luces e irse a dormir. No estoy enfadado si no desganado, un abrazo. Suerte en el examen, te perdiste una velada mágica en el Loco.

Xente dijo...

Respecto al gol de Zampagna es una maravilla,per le digo una cosa,Sir Van der, como el gol de chilena de Rivaldo al Valencia por todo lo que suponía no he visto cosa semejante para mi vista y para el fútbol.
PD: Deberías de hacer un especial sobre la vida de Rivaldo o de Djalminha Feitosa Dias,aquel jugador si que sabia enseñarnos el arte de la esférica.

Crespinho7 dijo...

Gran gol, gran gol el de Rivaldo Sir Xente jejje. Y grandes jugadas del polifacético Djalma. Único jugador al que he visto lesionarse en un entrenamiento por tirar de rabona un penalti. Gracias por la idea, intentaré hacer algo en la sección el "detalle". No dudes en pasarme información al respecto. Igual que si te apetece colaborar y escribir una noticia o reflexión futbolera.

Gracias Xente y también a ti Álvaro por tu comentario y los ánimos. Lo mejor del Loco es que nunca falla ni pierde partidos. Jugón ejjeje. Un saludo